Mar. Ene 31st, 2023

En una soleada mañana Buenos Aireseste martes tuvo lugar la Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC). Su inicio había estado marcado por la polémica acerca de la sorpresiva ausencia del presidente venezolano Nicolás Maduro. Pasadas las 10 horas locales, y con la presencia de 13 presidentes y 33 delegaciones, comenzó el evento que nucleó a los líderes de la región.

En su intervención, el presidente del país recibió un discurso vinculado con la situación de la democracia en la región y con la reciente intención de golpe de Estado ocurrido en Brasil. En este sentido, Alberto Fernández se refirió a la necesidad de proteger “la institucionalidad y la democracia, ante una derecha recalcitrante y fascista”.

En la misma línea, el primer mandatario argentino continuó: “Creemos que la democracia está en riesgo después de la pandemia. Los sectores de ultraderecha se están poniendo de pie y amenazando a nuestros pueblos”.

El encuentro de mandatarios concluyó con la noticia de la designación de un nuevo presidente pro tempore de la CELAC, en reemplazo de Alberto Fernández. Se trata de Ralph Gonsalves, primer ministro de San Vicente y las Granadinas, una pequeña isla caribeña que depende económicamente de Cuba, Nicaragua y Venezuela. Ocupará este cargo hasta el año próximo.

Una cumbre fichó por polémica

La cumbre de la CELAC no estuvo exenta de polémicas. Además de la manifestación del domingo contra la posible visita de Maduro a Buenos Aires, a lo largo de la jornada también hubo lugar para otras protestas. En la mañana del martes, Buenos Aires amaneció con 200 carteles colocados por el Instituto Internacional sobre la Raza, Igualdad y Derechos Humanos en distintos puntos de la ciudad y cerca del hotel Sheraton -donde se realizó el encuentro- para requerir la liberación de presos políticos en Cuba, Nicaragua y Venezuela.

Pero además, las fuertes crisis del Perú también se ha hecho presente en el marco de la cumbre. En La Tarte Porteña, a las 17.30 hora local, distintas organizaciones de vecinos, así como ciudadanos de origen peruano y residentes en Argentina, se concentrarán en los alrededores del hotel donde actuarán en la reunión de los presidentes de la región en el repudio del gobierno de Dina Boluarte.

Tensiones internas en la cumbre

También al interior del hotel Sheraton, se levantan olas en la reunión de los presidentes de la región, hubo momentos de tensión entre los representantes de los países que integran la CELAC. Uno de ellos tuvo lugar cuando el presidente uruguayo Luis Lacalle Pou tomó la palabra para hacer una crítica a las organizaciones que se dio cita en Buenos Aires: «No puede haber aquí un club de amigos ideológicos. En la variedad estará la fuerza de esta organización. Mal hacemos en darle un tinte ideológico a la CELAC. Cuidado con la tentación ideológica en los foros internacionales”.

Otro de los discursos que más impacto generó en la cumbre fue el del presidente chileno, Gabriel Boric, quien se refirió a la grave crisis institucional que atraviesa el Perú. En este sentido, expresó: “No podemos ser indiferentes cuando hoy en día en nuestra hermana nación de Perú personas que salen a marchar ya reclamar lo que considerando justo terminan baleadas por quien debería defenderlas”. Además, aseguró: «El saldo que ha dejado el camino de la represión y la violencia es inaceptable». El mandatario chileno también se refirió a Venezuela, y pidió que en 2024 se llevaran a cabo elecciones “libre, justa y transparente”.

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, quien canceló su viaje a Buenos Aires en el último momento, participó de la conferencia a través de un video en el que expresó: adentro con una visión muy clara de lo que debe ser el futuro de nuestros países y la necesidad de ir echando bases sólidas en la construcción de la unión de nuestros países”. Sobre su ausencia a la cita, asegúrese de que no debió asistir debido a que había “una emboscada” preparada contra él.