Mié. Feb 1st, 2023

El Consejo de Ministros ha aprobado finalmente este martes el real decreto que regula los planes de cuenca de planificación hidrológica, entre ellos el del Tajo, que afectará al trasvase al Segura, aunque lo hace con modificaciones de última hora. Las duras críticas señaladas en el dictamen del Consejo de Estado han tenido efecto y el Gobierno ha incorporado algunas medidas en un intento de acercarse a las posiciones vinindicadas por el Consell y señaladas por las organizaciones consultivas.

La base del proyecto sigue igual. Habrá caudal ecológico para el Tajo, es decir, un mínimo de agua que ha de pasar por un punto en un río, en concreto, por Aranjuez. Sin embargo, en el escrito presentado por la vicepresidenta tercera y ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, se añade a las disposiciones adicionales que, por una parte, se definirán «criterios técnicos y metodologías» para determinar el caudal ecológico de estos y, por otra, se establecerá un seguimiento del estado del Tajo y de la sostenibilidad del trasvase al Segura se dio cuenta.

Las disposiciones adicionales incorporaron una ultima hora van en la línea de las reindicaciones de la Generalitat, que estaban todavía en pleno análisis del texto, y de los puntos críticos por el Consejo de Estado que afeó al Ministerio de Transición Ecológica que en sus planes hidrológicos no hubiera un criterio «técnico» para fijar los caudales ecológicos.

Este punto es lo que afectó al trasvase del Tajo-Segura, al aumentar el caudal ecológico mínimo del Tajo a su paso por Aranjuez de seis a siete metros cúbicos por segundo en 2023, a ocho en 2026 ya 8,65 en 2027. Esto, tal y como ha admitido en rueda de prensa la ministra, supone en la práctica un recorte del trasvase. En este sentido, Ribera ha estimado que el trasvase podría reducirse en una horquilla de 70 a 110 hectómetros cúbicos anuales en el peor de los escenarios, una cantidad que dependería de si llueve o no y la situación del río.

Sin embargo, el caudal ecológico fijado en el decreto podría sufrir modificaciones de aquí aplicación según las disposiciones adicionales incorporadas a última hora por el Ejecutivo central. Una de ellas está centrada en el propio trasvase del Tajo-Segura from the ‘Programa especial de seguimiento del estado de las masas de agua y de la sostenibilidad de los aprovechamientos en el ámbito del Acueducto Tajo-Segura’.

En este análisis se tendrá en cuenta no solo si la situación del río mjora, algo que se prvé que sea así por si se acometen las depuraciones de agua de Madrid, sino que también se tendrá en cuenta para estos caudales la situación de las cuencas receptoras , entre ellos, el del Segura. Estos dos elementos abren la puerta a que haya una modificación de la caudal más adelante.

noticias relacionadas

De hecho, el documento que ha sacado adelante el Consejo de Ministros supone además que el ministerio que dirige Teresa Ribera deberá examinar un orden en el que fijar los criterios técnicos y metodologías para la determinación de los caudales ecológicos para el conjunto de la hidrografía demarcaciones. Esto supondrá tener que hacer una nueva planificación hidrológica dentro de 18 meses con la que podría modificar el caudal ecológico del Tajo.

Durante la calle de prensa, la vicepresidenta tercera y ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, ha mostrado el «compromiso fundamental del Gobierno» con la Comunitat Valenciana y la provincia de Alicante en su necesidad de contar con agua. También ha mostrado su «reconocimiento» a las demandas hechas por el ‘presidente’ Ximo Puig. “Alicante tendrá agua, Murcia tendrá agua, Almería tendrá agua”, ha señalado Ribera quien ha indicado que el ejecutivo “prestará particular atención” a que estas zonas cuenten con recursos hídricos.