Lun. May 20th, 2024

El Gobierno Meloni estrecha aún más la relación de Italia con Argelia, aprovechando la casi ausencia de España. Por cuarta vez en menos de un año, los dos países han mantenido encuentros al más alto nivel: dos visitas de Mario Draghi a Argel (abril y julio), viaje del presidente argelino Abdelmadjid Tebboune a Roma en mayo, y otra visita oficial de Giorgia Meloni al país magrebí Durante dos días (22 y 23 de enero).

En el centro de la nueva alianza con Argelia, el Gobierno Meloni afirma tener un papel de gran protagonista en el Mediterráneo y, además, hacer de puente para que el gas argelino suplante totalmente al ruso en Italia y llegue a toda Europa: “Se se trata de un proyecto que depara un horizonte legislativo (cinco años), con la posibilidad, en un momento difícil para Europa en materia de abastecimiento, de hacer de Italia el puerto de entrada, el ‘hub’ básico para la distribución de energía en Europa », dijo Meloni.

Para ello, Italia cuenta con su posición estratégica, según claró Claudio Descalzi, consejero delegado de la multinacional energética italiana ENI, que acompañó a Meloni en su visita a Argelia: “Italia tiene unas características geográficas, logísticas y de infraestructuras únicas. Tenemos un gasoducto en conexión con Argelia, con una capacidad de 36.000 millones de metros cúbicos, que todavía se encuentra infrautilizado; un gasoducto de conexión con Libia, con una capacidad de 12 o 13.000 millones de metros cúbicos y que incluye poder aumentar en varias millas de millones, luego tenemos el GNL de Egipto y todos los demás países africanos con todo lo que trabajamos.

Además está el Tap (Trans Adriatic Pipeline) que transporta gas natural proveniente de los yacimientos de Azerbaiyán a Italia, tras correr csi 900 kilómetros a través de Grecia, Albania y el mar Adriático.

mas alla de la energia

La firma de acuerdos bilaterales se extiende a muchos sectores. Por supuesto, la delegación que acompañó a Meloni estuvo también al presidente de Confindustria, Carlos Bonomi, para ayudar a aumentar la presencia de empresas italianas en Argelia. Cabe destacar el intercambio entre los suministros energéticos argentinos y el material militar italiano, que involucra a las mejores empresas estatales italianas, como el grupo Leonardo, muy importante en los sectores aeroespacial, defensa y seguridad. “Roma necesita el gas argelino para desvincularse definitivamente del chantaje ruso y reafirmar su influencia en el mar Mediterráneo. Argel, en cambio, necesita el apoyo de Italia para convertidor en una fuerza industrial y sobre todo militar, una potencia regional”, escribe el semanario ‘L’Espresso’.

Al hacer balance de sus cien primeros días al frente del Gobierno, Giorgia Meloni destacó que Italia quiere tener “presencia en el norte de África con el fin de evitar salidas de inmigrantes”. Meloni ha cambiado su política inicial sobre inmigración, para evitar la conflictividad con Bruselas y otros países europeos.